lunes, 7 de mayo de 2012

SOBRE LA NATURALEZA Y EL PROBLEMA DE LA GLOBALIZACIÓN


Sobre la Naturaleza y el Problema de la Globalización



José Zavala




Durante los últimos seminarios que fueron dirigidos en Valencia por José Zavala, y mientras finalizaba su traducción de Número y Tiempo, fueron transcritos en forma de notas, estos comentarios suyos improvisados, a los que se ha puesto por titulo Sobre la Naturaleza y el problema de la Globalización. (IX y X de 2005)


 

En relación con una determinada situación consciente en la que se desenvuelve nuestra sociedad actual, se da el hecho de la temporal y momentánea constelización de una aparición arquetípica, que está relacionada con la supervivencia de la Humanidad, y se representa expresada simbólicamente, bajo la forma de un fenómeno psicofísico, que en el lenguaje junguiano, denominamos como fenómeno de sincronicidad. Así por ejemplo encontramos las apariciones del principio femenino bajo su forma divinizada / deica. Estas apariciones que han acontecido en los últimos tiempos en distintos lugares compensarían la unilateralidad de la actitud consciente que ha sido necesario alcanzar, durante el desarrollo progresivo de la vida y de la Humanidad, para el desarrollo de esta actitud, así como también de los términos y conceptos masculino-lógicos que se han desarrollado en el consciente del yo humano y que han llegado a ser tan abstractos, determinantes e inhumanos.

Esto nos fuerza ahora a inventar y construir medios de expresión, conceptos y expresiones - palabras - para describir, determinar, representar y hacerlo visible de un modo pictográficamente aceptable e imaginable, y para poder corresponder al mismo tiempo con las necesidades introvertidas que compensan todas las exposiciones extravertidas que expresamos y que han expuesto, en el trascurso de toda la historia de la Humanidad, las distintas disciplinas científicas que son inherentes al significado psicológico de estos fenómenos.

Nuestro deseo es poder trasmitir a cualquier individuo interesado verdaderamente, la abismal profundidad y el pensamiento de C.G.Jung y Marie-Louise von Franz, en su más pura y genuina esencia, como nosotros tuvimos la fortuna de recibirlo directamente, y tratar de trasmitirlo de acuerdo con nuestras limitadas posibilidades, tal y como Marie-Louise von Franz nos lo transmitió a nosotros.

También tenemos que inventar y construir medios de expresión, conceptos y expresiones para poder describir adecuadamente la situación que se nos presenta, que actualmente es el fenómeno de la globalización que está destruyendo el valor del ser humano en su individualidad, de un modo que es expresado psicológicamente como compensatorio a la situación del consciente del yo de nuestra época.

En primer lugar encontramos la destrucción de la Naturaleza y de las especies de animales, que visto simbólicamente representa que se está destruyendo nuestra propia naturaleza humana individual.

La contaminación, el desperdiciar los recursos naturales, en especial del agua, de la que viene toda la vida y la evolución, y que según las investigaciones de la Biología y la tradición mítica, es de la cual todos procedemos - la vida procede del agua. Traducido al lenguaje psicológico - Agua igual inconsciente - todos procedemos de ella biológica y psicológicamente.

También encontramos toda la destrucción del reino vegetal que se corresponde con el proceso de querer exterminar la vida vegetativa, como por ejemplo no querer tener miedo, o no querer tener dudas. El haber dejado de usar los órganos de los sentidos, por ejemplo para determinar que una naranja esta madura, o si es comestible ahora, porque preferimos guiarnos por los números que dan los expertos de los supermercados. Visto simbólicamente esto significa que se están reprimiendo, despreciando o suprimiendo nuestras funciones vegetativas.

Ahora apenas tenemos aire para respirar, también esto tiene un significado psicológico, desgraciadamente negativo, pero todos sabemos lo que significa ir a México, la contaminación, los agujeros de la capa de ozono, etc... simbólicamente el aire significa el espíritu (spíritus, significa dinamys). Si no tenemos aire que respirar, el espíritu, como ha demostrado Jung a través de gran cantidad de ejemplos, todo fenómeno psicológico humano, que representa la dinámica de la psique, se queda estancado, si no hay espíritu que lo ponga en movimiento.

Donde no hay dinamys, esto tiene mucho que ver con la diseminación del cáncer, o acompañan siempre - nunca causalmente - a enfermedades de tipo cancerigeno. Porque según la enorme experiencia de Marie-Louise von Franz este estancamiento, está siempre en el contexto de un aparecer de enfermedades de este tipo.

Otro desdichado fenómeno, es que ya una gran cantidad de especies y géneros de animales han sido exterminados. Si esto es visto psicológicamente representa que se está exterminando a nuestros instintos que representan el suelo en el cual nos instalamos y donde se encuentran enraizados incluso los mismos dioses, los arquetipos.

Como decía Jung, esto quiere decir que es como cortar la rama en la que uno esta sentado. En el animal individual a nivel de ser humano, su base individual se expresa y se vive a nivel emocional, y esta se desarrolla y evoluciona cuando no nos dejamos llevar por la emoción, sino que realizamos una confrontación con las emociones.

Marie-Louise en una ocasión, me contó que Jung le decía, que todos los dioses habían tenido un origen teriomórfico, es decir que todo arquetipo tiene base instintiva y uno no puede existir sin el otro y el arquetipo no puede vivir sin el instinto, animal/individual, humano. En esa base instintiva se encuentran enraizados, incluso los mismos dioses, por ejemplo Tezcatlipoca fue en su inicio un coyote, o Wotan empezó siendo un oso, como por ejemplo aparece así representado en la visión de Niklaus von Flüe. El inicio instintivo se percibe como una emoción, si uno está presente en el momento de percibir que tiene una emoción, si el hombre entonces es capaz de participar activamente,  puede abrir el camino para que ese impulso-instintivo se transforme en divino (arquetípico). Por ejemplo, un paciente que tenía una rabia y se ponía a correr, después de una hora y después de ver que era algo como si ocurriera en su cuerpo, le venían espontáneamente ideas, ocurrencias o asociaciones de sabiduría, que le aclaraban problemas con los cuales él se estaba humanamente ocupando.

Aquí estos aspectos se confunden como en los niveles más primitivos, donde cuesta diferenciar y  no se sabe qué es animal y qué es vegetal, psicológicamente esto quiere decir que la vida vegetativa y la vida animal no están separadas y que es un problema de la función del sentimiento, el poder decir cuánto pertenece a uno y a otro, y que permite dar la base ético–moral, (no en el sentido de la Santa Madre Iglesia...), para que el ser humano “afectado”, se inserte activa y efectivamente en este proceso. Marie-Louise von Franz en una ocasión tuvo un sueño.”...Que había una gran catástrofe y casi toda la humanidad se destruía y también  parte de la creación del señor que a ella tan hermosa le parecía y entonces le cortaban la cabeza...”. Ella lo interpretaba como un “sacrificium intellectum” y dijo que: “estas cosas no se pueden entender, no se pueden comprender, estas cosas hay que sufrirlas y ella como chaman, tenía que hacer lo que no hace la humanidad, y esto es sufrir”. Ella tuvo amigos íntimos que la acompañaron en este proceso que duro hasta su muerte.

Por último también otra desgracia de nuestro tiempo, es el fenómeno del terrorismo. En una entrevista dijo Marie-louise von Franz que el fenómeno del terrorismo esta en estrecha relación con que no se reconozca, acepte y respete lo más encomiable de la esencia y dimensión del individuo del cual emana toda sociedad.

Reconociendo y respetando, como nos lo dice Jung en su comentario a Respuesta a Job y como lo corrobora Dieter Baumann, que el valor del individuo debe, - Deo concedente - poder ser puesto en relación con su situación interior y exterior. Dieter contaba, que Jung le dijo en una ocasión, que si Dios le hubiera pedido que matara a una persona, él creía que en ese caso lo contradiría.

Tomado esto desde un punto de vista del sentido humano e individual, sería el problema de que la generalización y la globalización no dejen de lado, el reconocer y respetar el valor de individuo, para que a este, no se lo denigre, rechace, ni desprecie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada